sábado, 9 de junio de 2007

Informe especial 11-M : 2004

Apartado 1
Estado social general tras el 11-M
Alarma social

La sociedad madrileña, y la española en general, se ve convulsionada en la mañana del 11-marzo-2004 con un brutal atentado terrorista con mochilas bomba en trenes de cercanías de la capital.

Desde los primeros momentos se movilizaron voluntarios y dispositivos de ayuda a las víctimas con llamamientos a donar sangre también desde la Comisión Islámica de España quienes condenaron enérgicamente el atentado así como la sociedad en pleno.
Tal como se dan las primeras informaciones sobre la investigación se genera un ambiente de desconfianza hacia los demás y en concreto hacia:
  • Personas de presunto aspecto muslime, con más alarma si portan auriculares y/o mochila.
El simple comentario del hallazgo de una cinta con aleyas coránicas, convierte en estigma de terrorismo al que viaja escuchando o leyendo el Corán, o algo en árabe. Sin embargo la sociedad española en general encaja este nuevo golpe terrorista de forma atemperada con relativa serenidad y madurez, siendo los actos de ira y violencia contra los musulmanes hechos aislados.
Los acontecimientos del 3-A en Leganés
Una operación policial para detener a un grupo de terroristas tiene un fatal desenlace por una acción suicida con explosivos del comando acorralado, falleciendo un miembro de las fuerzas del orden y quedando sin vivienda los habitantes del inmueble afectado.
Este acto de unos asesinos suicidas se presenta en los medios como un acto fanático de inmolación con pretensión de martirologio típico de islamitas extremistas; inmediatamente se reaviva de forma muy intensa la ira, esta vez canalizada y dirigida contra los marroquíes y los musulmanes.

La profanación de la tumba y cadáver del policía muerto en acto de servicio es tratada por los medios y autoridades de forma responsable, dejando claro que en el Islam también se condenan tales actos de barbarie. Sin embargo algunos medios y autoridades siguen utilizando la inadecuada expresión de “terrorismo islámico” que transmite connotaciones de connivencia e identificación erróneas.

A esta falsa identificación no se sustrae el nuevo Gobierno español el cual anuncia que incluirá en el pacto antiterrorista el control a las mezquitas, lo cual afianza entre la ciudadanía la percepción del Islam y de los musulmanes como AMENAZA.

Situación socioeconómica del marroquí y del musulmán

La mayor parte de los implicados en los atentados son de nacionalidad marroquí y religión musulmana, generándose de manera espontánea un apartheid del entorno hacia esos dos colectivos con un cierto grado de “psicosis” sin llegar a la “histeria colectiva” ni a la persecución. Aparte de esta reacción humana, la paz social se ha visto perjudicada por presuntos “entendidos en asuntos islámicos” quienes sin ser musulmanes, desde una perspectiva exterior y ajena al Islam, introducen más confusión en la opinión pública, afianzando más los prejuicios, tópicos y falacias; así:
  • Se multiplica el desempleo entre los musulmanes en general y los marroquíes en particular.
  • Aumenta la pobreza en los dos colectivos afectados.
  • Aumenta la dificultad e imposibilidad de acceso a una vivienda.
  • Si ya estaban mal mirados, ahora peor mirados y mejor lejos.
Aparece un sentimiento de zozobra y precariedad entre los marroquíes, mientras que el sentimiento de los musulmanes españoles y del resto de nacionalidades es de indignación aún mayor que del resto de los ciudadanos, ya que los terroristas, en sus actos y propaganda, además de asesinar y profanar empañan la religión del Islam.
Aunque ciertos sectores de la población, en conversaciones racionales, acepten de palabra que el terrorismo solo procede de unos grupos minoritarios, acaban cayendo tarde o temprano en generalizaciones y mostrando que se asienta y afirma en la opinión pública la percepción de que LOS ARABOPARLANTES Y LOS ISLAMOCREYENTES SON EL ENEMIGO A TEMER.

Apartado 2
Difamación y libelos infamatorios
Calumnias, injurias y escarnio con publicidad

Se detectan casos de algunos escritores y periodistas quienes incluso tras haberse informado correctamente, con un flagrante desprecio hacia la verdad, prefieren denostar, afrentar, verter falsas acusaciones y ofender, con un gran desprecio a los musulmanes y sus instituciones, en medio de tópicos falaces sobre el Islam.

Son muy numerosos los invitados a programas de radio y televisión vertiendo opiniones con contenido de desprecio hacia el Islam y los musulmanes, así como a los extranjeros, cayendo en las generalizaciones. También articulistas, colaboradores ocasionales, de periódicos y revistas:
• Autor, medio y fecha; contra el Islam, los musulmanes y/o sus instituciones: en archivo.
Caldo social

El seguimiento informativo a la Comisión Especial sobre el 11-M del Congreso de los Diputados y sus comparecientes, provoca una presencia en los medios, casi a diario, de expresiones incorrectas que adjetivan de “islámico” al terrorismo durante meses con profusión e intensidad. La Secretaría General de la Comisión Islámica remite a la Presidencia de la Comisión del Congreso un escrito solicitando corrección gramatical en fondo y forma al referirse al terrorismo basista o los criminales basis (de La Base / Al-Qáeda y su entorno) evitando la errónea identificación del Islam con el Mal entre la ciudadanía. El escrito tiene buena acogida en los medios políticos; pero en algunos medios informativos continúa la insistencia.
Aunque los que tienen trato directo con musulmanes se preocupen e interesen por sus convecinos muslimes, desde los corrillos en el trabajo, restaurantes, cafeterías… muchos expresan ideas contrarias a la inmigración de árabes y musulmanes, así como una general descalificación de la religión islámica, siempre cargadas de tópicos y de la desinformación y distorsiones de los medios, que asumen erróneamente como ciertas hasta Enrique Múgica, Defensor del Pueblo, y algunos pensadores de prestigio como Fernando Savater o Mikel Azurmendi:
  • Aumenta notoriamente LA XENOFOBIA Y LA ISLAMOFOBIA.

Apartado 3
Apología de la intolerancia

Generalmente con un móvil económico, utilizando una gran colección de tópicos y falacias, escritores y presuntos eruditos no musulmanes del Islam, aumentan sus ventas y los beneficios de las editoriales con su desinformación distorsionada contribuyendo a crear y aumentar

brechas sociales:

Incitando a la discriminación y el apartheid

1) Desde prensa:
1) Luis-María Ansón desde el diario “La Razón”

2) Desde prensa digital:
1) Federico Jiménez desde “LibertadDigital.com”

3) Desde radio:
1) Gabriel Albiac desde la “Cadena Cope”

4) Desde editoriales:
1) Samuel Huttington por Editorial Paidós
2) Giovanni Sartori por Taurus Ediciones
3) "Ibn Warraq" por Ediciones del Bronce
4) Javier Valenzuela por Ediciones Temas de Hoy
5) César Vidal por Editorial La Esfera
6) Antonio Elorza por Ediciones Temas de Hoy

Incitando al odio y la violencia

1) Desde la prensa escrita: no consta.
2) Desde prensa digital: no consta.



Apartado 4
Violencia de odio

El clima social actual de difamación del Islam, de los musulmanes y de sus instituciones hace mella en la opinión pública. La mayoría calma su ira al constatar las detenciones y éxitos policiales y la colaboración ciudadana de musulmanes y marroquíes, así como informaciones prudentes de las autoridades; pero entre tanta población desinformada y con prejuicios siempre hay algunos casos aislados lamentables donde el rencor se plasma en agresiones contra los inocentes que se encuentren más cerca:
Amenazas, coacciones e intimidación
  • Anónimos por carta, correo-e o teléfono recibidos en mezquitas e instituciones islámicas con insultos y amenazas.
  • En grupo de forma espontánea al identificar algún/a transeúnte como muslim/a, desde el insulto a la amenaza, afrentando y siempre con desprecio.
  • Al amparo del grupo, rodeando e intimidando físicamente al/a presunto/a muslim/a con agresividad verbal.
Profanaciones
٭A mezquitas: apedreos y conatos de incendio.
٭ A cementerios: no constan.
Violencia contra las personas y propiedades
٭Contra instituciones islámicas: no constan.
٭ Contra los musulmanes y sus propiedades: globalmente son muchos incidentes pero muy
repartidos por la geografía española de forma aislada:
• Lugar, fecha, hecho: en archivo.٭